¿Qué tipos y variedades de Aloe vera existen?

Descubre todos los tipos de aloe vera
¿Qué tipos y variedades de Aloe vera existen?
4.8 (96%) 15 vote[s]

Probablemente no sepas cuántos tipos de Aloe vera hay en el mundo, puesto que son muchos más de los imaginables. Contrariamente a lo que cree la mayoría de la gente, los distintos tipos de esta “planta milagrosa” tienen unos cuidados y propiedades diferentes.

¿Cuántos tipos de Aloe vera hay?

Alrededor del mundo existen cientos de variedades de Aloe vera, de las cuales solo tres o cuatro tienen propiedades curativas o medicinales. Por supuesto, la más conocida es la del tipo Barbadensis miller, pero eso lo dejaremos para más adelante. A continuación, nos adentraremos un poco más en el apasionante mundo de la sábila, como también es conocida esta planta multifuncional.

Te interesa...
Si estás interesado en comprar un gel puro de Aloe vera natural no lo dudes más y descúbrelo en nuestra tienda online.

Aloe arborescens

Su procedencia africana hace que sea conocida por otros nombres como Aloe candelabro, Aloe arborescente o «planta pulpo«, entre otros. Una de sus características es que sus hojas en roseta son de color verde glauco, de carácter lanceoladas, carnosas y con dientes en sus bordes.

El color de sus flores es naranja escarlata y curiosamente florecen en invierno, algo que se debe destacar por su rareza. Probablemente hayas visto este tipo de Aloe vera muchas veces en parques y jardines.

Para cultivarlo correctamente se debe saber que puede situarse en semisombra o al sol, como todas las plantas de Aloe vera y que aguanta temperaturas de hasta -4ºC, soportando heladas débiles. Resiste mucho mejor el frío que el calor y con regarlo una vez por semana será suficiente, aunque en invierno no es necesario para un crecimiento adecuado.

Este aloe vera al igual que los demás tipos, pueden aportar grandes beneficios a los perros y demás animales domésticos.

aloe vera barbadensis
Aloe vera, la «planta milagrosa»

Aloe aristata

Nos encontramos ahora con una variedad de Aloe vera de tamaño inferior a los demás. Concretamente, es un rosetón pequeño con un diámetro que va de los 15 a los 30 centímetros.

En la temporada cálida su riego es semanal, mientras que en la fría se riega muy poco o incluso nada. Hay que dejar, entre riego y riego, que el sustrato se seque, puesto que a este tipo de plantas les afecta el exceso de humedad, lo que podría provocar que sus hojas, o incluso la planta, se pudran.

Aloe brevifolia

Este tipo de Aloe vera es conocido como «diente de cocodrilo«. Su principal característica es que cuenta con las hojas de color verde tirando a gris, de forma triangular y punzantes con ciertos márgenes entre sus dientes. En primavera, sus tallos florales tienen 50 cm de longitud y tienen flores de color rojo brillante en forma de campana estrecha.


Aloe ciliaris

Esta variedad es conocida también como Aloe trepador. Sus hojas son lanceoladas, es decir, estrechas y verdes con el borde dentado. Además, suelen tener una altura de unos 20 o 25 cm donde les florecen unas flores tubulares colgantes de color escarlata en amarillo en su extremo. Respecto a su cultivo, es una clase de Aloe vera bastante resistente a la sequía y su floración es en invierno y primavera.

Aloe ferox

Este tipo de Aloe vera es parecido a un árbol y cuenta con un tallo que puede llegar a sobrepasar los dos metros de altura. Es posible encontrarlo en muchos parques de ciudades o en paisajes con ambiente seco y árido.

Cuenta con unas hojas muy grandes de color verde glauco que pueden llegar a medir un metro de largo y 15 cm de ancho, lanceloadas y carnosas con dientes en sus dos caras. Tiene unas flores pequeñas, tubulares, agrupadas en largas y densas inflorescencias de color rojo anaranjado con bastantes manchas marrones situadas en los lóbulos internos del periantio que florecen en invierno.

aloe barbadensis miller
Espinas características del Aloe vera

Aloe juvenna

La apariencia de esta clase de Aloe vera es similar a otros tipos con una pequeña diferencia: su tamaño es en miniatura. Crece de forma agrupada y en vertical y cuenta con hojas que forman rosetas en espiral de color verde con motitas blancas y espinas pequeñas.

Se adapta muy bien a los climas cálidos, por lo que se desarrolla mucho mejor en primavera y verano. Así, se debe destacar que no aguanta el frío ni las heladas, aunque siempre volverá a brotar. Sus flores tienen forma de varita de gran tamaño, largas con un tallo grande donde aparecen pequeñas flores con forma de campana de color rojo anaranjado.

Aloe saponaria

Un tipo de planta conocido comúnmente como Aloe maculata o Pita real. Sus hojas en roseta son anchas y muy carnosas –lo que proporciona mucho jugo puro de Aloe vera– con un color verde azulado o pardo rojizo con manchas blanco crema y bordes con espinas marrones. Se recomienda cultivarla en una maceta, puesto que no se desarrolla del mismo modo en plena tierra.

Aloe striata

Tiene la forma de rosetas encajadas de unos 45 cm de diámetro y en esta ocasión, no presenta espinas. Tiene unos racimos de flores de forma acampanada y el color característico es naranja oscuro con unos tallos de gran tamaño.

Te interesa...
Si estás interesado en comprar un champú de Aloe vera natural no lo dudes más y descúbrelo en nuestra tienda online.

Aloe variegata

Esta variedad de Aloe vera, también conocida como “pecho de perdiz” por sus hojas con marcas blancas, es la perfecta si quieres tener una planta de estas en casa, ya que tiene una medida de entre 10 y 20 cm de ancho.

Tiene una inflorescencia ramificada de unos 30 cm de alto con racimos de forma cilíndrica de unos 10 o 20 cm de largo con un total de 20 o 30 flores de color asalmonado o rosa con una longitud de entre 3,5 y 4,5 cm. Su floración se produce en la temporada de invierno y primavera.

Aloe barbadensis

Esta es la variedad de Aloe vera más conocida y utilizada en el mundo, también llamada sábila. Es una planta que pertenece a la familia botánica de las Liliaceas. Muy rica en vitaminas, aminoácidos y enzimas. Crece en climas tropicales, en terrenos arenosos y áridos. Se asemeja a un cactus pero en realidad es una planta perenne.

Se caracteriza por sus hojas largas y verdes, duras, con forma de espada, punta aguda y una serie de puntas, espinas o púas de aspecto amenazador sobre cada borde. Sus hojas crecen directamente del suelo, siguiendo un esquema de arandela. Tiene la capacidad de conservar el agua de lluvia, lo que le permite sobrevivir por largos periodos de tiempo en condiciones de sequía.

Pasados tres años de vida de la planta, el gel contenido en las duras hojas verdes externas está al máximo de su contenido nutricional. Es muy rica en nutrientes y otras sustancias de interés para nuestro organismo con acción colerética, laxante, astringente, antiinflamatoria, desinfectante, antialérgica, hidratante, coagulante, cicatrizante y emoliente.

¿Son todos los tipos de Aloe vera medicinales?

Hay que tener en cuenta que no todas las variedades del Aloe vera tienen usos medicinales, por lo que se debe extremar las precauciones y solo adquirir productos en tiendas especializadas para evitar males mayores. Dejando a un lado el Aloe barbadensis, que es el más utilizado a lo largo del mundo, hay otras clases Aloe que tienen usos medicinales.

Muchas de las clases de Aloe vera son únicamente empleadas para ornamentación tanto interior como exterior, ya que sus hojas no son lo suficientemente grandes como para poder utilizar su pulpa y obtener diferentes usos medicinales. Es necesario incidir una vez más en solo comprar productos de Aloe vera en tiendas dedicadas a esta planta milagrosa.

¿Y cuales son aptas para para su consumo?

De este vegetal de aires desérticos, que pertenece a la familia del ajo y el espárrago a pesar de su apariencia de cactus, se aprovecha prácticamente todo. La pulpa se consume en tacos, triturada (jugo) o deshidratada (extracto). Si florece, no lo dude: cómase la flor; los chefs que promueven el uso del Aloe vera en la cocina ya lo hacen.

Basta con retirar la corteza (verde) y obtener la pulpa, que se puede conservar en la nevera. Es incolora, inodora e insípida, por lo que no hay que fiarse de aquellos que se promocionan con «olor a Aloe vera».

Asimismo, el tipo de Aloe vera comestible que más se comercializa en las tiendas especializadas es el Aloe barbadensis, por lo que no hay mayor problema en consumir esta variedad específica. Respecto a las otras, si no somos expertos en el mundo del Aloe vera, será mejor no consumir nada si no estamos al 100% seguro de ello.

Los expertos indican que lo ideal es tomar entre 50-100 ml diarios de jugo y pulpa, aunque es posible ingerirlo con distintos complementos que la incluyan. Un 1% de la población es alérgica al aloe.

Como suplemento no se recomienda a las embarazadas porque puede contener aloína, que en exceso puede causar diarrea, reducción de la absorción de los nutrientes o reducción de la tonicidad del colon, entre otros. Los niños tampoco deben comer Aloe vera porque puede impedirles un buen desarrollo de su flora intestinal.

aloe vera para decorar
Una planta ideal para ornamentación

¿Qué tipo de Aloe vera es para la piel?

Actualmente existen cientos de variedades de Aloe vera, de las cuales la más rica en vitaminas, minerales, aminoácidos y enzimas es el Aloe barbadensis. De entre los beneficios del Aloe vera para la piel se pueden destacar los siguientes:

  • Tiene un alto contenido en saponinas, que penetran en los poros y elimina la suciedad, de dentro hacia fuera. Las saponinas tienen propiedades antisépticas que ayudan a reducir las posibilidades de infección o sepsis.
  • El Aloe vera puro alivia los síntomas de las pieles sensibles, descamadas o enrojecidas gracias a los fitoesteroles que se encuentran en él. Esto es debido a que el Aloe vera en estado puro ayuda a eliminar rápidamente las células muertas y estimular el crecimiento de piel saludable.
  • Al ser rico en minerales como cobre, magnesio, zinc, potasio, fósforo y calcio ayuda a que la piel se nutra intensamente.
  • De igual manera, es posible recurrir al gel puro de Aloe vera para solucionar problemas inflamatorios en las articulaciones y músculos, ya que sus componentes alivian el dolor, pues bloquean los receptores del dolor en las terminaciones nerviosas.

En definitiva, al usar el Aloe vera puro para la piel, la dermis se vuelve más sana, hidratada y radiante.

¿Puedo plantar cualquier tipo de Aloe vera en casa?

Pese a que los grandes beneficios del Aloe vera son muy conocidos, esta planta medicinal de enormes propiedades es bastante fácil de cultivar. Tanto, que sin duda merece la pena tenerla en casa al necesitar pocos cuidados, poca agua y, además, basta con tenerla en el interior.

Puedes plantar aloe vera fácilmente en los siguientes tipos de superficies:

¿Qué necesito para cultivar una planta de Aloe vera en casa?

Para su cultivo solamente bastará tener una maceta grande de barro con la mitad de tierra normal de jardín y la otra mitad de turba, además de gravilla que tienen que ponerse en el fondo de la misma que servirán como sistema de drenaje y abono orgánico, así como el esqueje del Aloe vera que queramos cultivar.

La mejor época del año para hacerlo es el otoño o la primavera y se aconseja empezar a regarla pasadas dos semanas desde su plantación. Se aconseja dejar la planta nueva en un lugar donde reciba la luz solar y que sea un poco húmedo, puesto que así se favorecerá su crecimiento. Nunca hay que dejarla en un sitio frío.

Si en lugar de plantar el Aloe vera en una maceta prefieres hacerlo en el jardín, es importante dejar una separación entre planta y planta de dos metros con el fin de evitar que sus raíces se entrelacen.

¿Qué tipo de Aloe vera puedo plantar en casa?

De los cientos de variedades existentes pueden destacarse las siguientes para cultivarlas en casa las mejores probablemente sean las siguientes:

  • Aloe arborescens: este tipo de Aloe vera en forma de arbusto está más indicado para el jardín, puesto que puede llegar a medir hasta 4 metros de altura.
  • Aloe aristata: ya que tiene un rosetón central de un diámetro de 15 a 30 cm y hojas carnosas, es ideal para tenerla en interiores como ornamentación.
  • Aloe saponaria: con hojas muy anchas y carnosas y un diámetro de 15 a 20 cm de largo con bordes con espinas, es magnífica y muy bonita para utilizarla como ornamentación en interiores.

En definitiva, hoy en día existen decenas de tipos de Aloe vera a lo largo y ancho del globo terráqueo, de las cuales algunas tienen usos medicinales, nutricionales, etc. Por todo ello, lo más recomendable es acudir a tiendas especializadas  como Proaloe Cosmetics  para comprar jabón de aloe vera donde informan de todo a sus clientes para que estén al 100% seguros de que compran la máxima calidad del mercado.

↓↓↓↓

One Reply to “¿Qué tipos y variedades de Aloe vera existen?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *